Cine mexicano   

Parece que fue ayer, aunque hayan transcurrido 86 años: el general Lázaro Cárdenas, recién electo presidente, se dirigió desde el Estadio Nacional al pueblo de México en la primera cadena nacional de radio. En ese entonces el cine mexicano tenía cuatro años de haber entrado a la era sonora y estaba en la etapa de pedagogía revolucionaria (Monsi dixit).

El país requería bases comunes, lazos colectivos. El cine y la radio se anticiparon a la televisión en esa tarea. En 1934 en los “precarios estudios nacionales” se produjeron 28 películas “cada vez con mejor fotografía, cada vez, también, más invadidas por aquellos ‘elementos artísticos’ que el moribundo teatro arrojaba de su exhausto y repetitivo seno”, según el mordaz juicio de Salvador Novo.

En 1938 el fondo cinematográfico nacional era de tan solo 75 películas. En 1939 Cárdenas decretó que en los cines se exhibiera por lo menos una película doméstica al mes, lo que confirma el valor como instrumento cohesionador que se concedía desde entonces a ese medio y la necesidad de poner un dique a las campañas de propaganda cinematográfica orquestadas por gringos, alemanes, ingleses y franceses en suelo mexicano.

Las potencias que se enfrentarían en una guerra mundial tenían clara la enorme fuerza movilizadora del cinematógrafo. Al ascender Hitler al poder, una de sus primeras medidas fue revitalizar y fortalecer la industria cinematográfica alemana para competir con la de Estados Unidos. Se reorganizó la Universum Film Aktien Gesselschaft (ufa) y se extendieron sus redes de distribución.

El 2 de mayo de 1934, en plena campaña electoral de Lázaro Cárdenas, reapareció la ufa en México con una solemne premier presidida por el ministro de Alemania. En 1935, de las 15 películas que en México lograron rebasar las dos semanas de permanencia en cartelera, seis fueron alemanas. Los teutones tendían un cerco de celuloide, en la afortunada frase de José Luis Ortiz Garza.

Águila mexicana... Alas canadienses (Sinopsis) 

"Mexican Eagle...Canadian Wings..." chapter 1 of The Last Flight, a documentary series on Mexican airmen by historiar Miguel Ángel Sánchez de Armas, will chronicle the life of this unsung hero.

Este documental, escrito y dirigido por Miguel Ángel Sánchez de Armas, narrará la hazaña del joven tapatío Luis Pérez Gómez, el mexicano que comandó un Spitfire de la Real Fuerza Aérea Canadiense en la batalla del "Día D", el asalto que fue el comienzo del fin del Tercer Reich, el 6 de junio de 1944. 

A temprana edad, Miguel Ángel Sánchez de Armas cayó en el vicio de los libros, y como penitente arrepentido que ha encontrado la verdad, confiesa en este ameno volumen que durante toda su vida la lectura ha sido un pecado solitario que practica con devoción talmúdica. 

Libros

Medio pan y un libro

Revistas 

Revista Mexicana de Cultura Política

Revista Mexicana de Comunicación

Lecturas de interés
La política y el lenguaje inglés 

George Orwell 

icono PDF.png
Hiroshima 
icono PDF.png

Héctor G. Barnés

icono PDF.png
La columna política de Manuel Buendía 

Conferencia sobre el autor de la columna Red Privada con Miguel Ángel Sánchez de Armas

Gandalf 

Recibe Juego de Ojos en tu correo 

Suscríbete aquí 

Sitios de interés: 

descarga.png
Emblema_Universidad_de_Sevilla.png
sPEhrA0l_400x400.jpeg
unam-fcpys.png
descarga (1).png
Imagen2a.png
DAMMlQpR_400x400.jpg
notimex.png
descarga.jpg
gGQmHIXH_400x400.jpg
Ibero_mexico_mini.jpg
LOGO_ARTICLE_19.jpg